Trasplante capilar en Clínica CETA mediante la Técnica FUE 4400 UFS

¿Cómo nos conociste? Mi hermana me dijo que nuestro vecino se había realizado un injerto de pelo y que había quedado muy bien. Ella me lo dijo porque sabía que tenía un complejo sobre mi aspecto muy importante. Incluso caminaba encorvado cuando hacía mucho aire para que no se me levantara el  flequillo y me gastaba mucho dinero en laca para que el pelo no se me moviera. Odiaba los días de viento y también los que llovía, puesto que al mojarse el pelo todavía parecía más calvo. Tampoco iba a la playa o a la piscina por este motivo. Estaba obsesionado y tenía verdadera rabia porque el pelo no me cubría las entradas.

 

¿Cuándo empezaste a notar la caída? En la adolescencia empecé a perder pelo. Además los comentarios de los amigos o conocidos me dolían. Me decían que iba a ser calvo y que cuando llegara a los 30 no iba a tener pelo. La gente es muy cruel.

 

¿Qué le preguntaste al vecino? Nos conocíamos y tenía confianza con él. Le pregunté lo típico: ¿Cuánto le había costado?, ¿cómo se lo había hecho? Yo había oído sobre la técnica anterior (la tira) pero no estaba dispuesto a pasar por eso. Sólo con verle sabía que tenía que ir a preguntar porque el resultado que tenía parecía un milagro. Me dio los datos de la clínica y la miré en la web pero la buscaba con “z” y al principio no la encontraba. Después la localicé y leí bastantes cosas. Al final me decidí a llamar y concertar una entrevista con el médico porque era gratis.

 

¿Habías hecho algún tratamiento antes para el pelo? Sí, había comprado ampollas en teletienda y ampollas en mi peluquería de confianza, pero no tuve resultados. En la seguridad social un dermatólogo me hizo un análisis del pelo y me dijeron que tenía alopecia androgenética severa y que me iba a quedar calvo en unos años. Probé todos los champús para el pelo que había en el mercado y me dio  exactamente igual. Estuve en Svenson y me dijeron que tenían un tratamiento para crear mucho más volumen de pelo en la zona de la coronilla. Se trataba de un láser con luz pulsada. Me hice varias sesiones y no me hizo nada. Me sentí estafado. Cuando estás tan desesperado te quieres creer todo lo que te pongan delante. También unos años antes del trasplante, unos diez, comencé a tomar Finasteride por recomendación de un dermatólogo. Tengo un hermano 3 años mayor y tenía la misma evolución de calvicie. Yo con el finasteride conseguí parar la calvicie y mi hermano que no lo hizo está casi calvo. A partir del trasplante comencé con Minoxidil.

 

¿Qué te llamó la atención cuando fuiste por primera vez a la clínica? La limpieza, la buena atención, el trato. Soy detallista y me fijo bastante. Me había citado con el doctor y con la comercial y tuve una buena impresión. La cita me la dieron por teléfono y ya en la conversación respondieron bastantes dudas que tenía. Justo antes de entrar a la consulta, salió un paciente con el que había estado en la sala de espera y salió triste porque le habían dicho que no era candidato por no tener zona donante suficiente. Aunque me asustó por si a mí me pasaba igual me dio confianza saber que sólo operaban a quien realmente se pudiera operar.

 

¿Cómo se desarrolló la entrevista? Cuando entré, estaba el médico, que para empezar me vio las  entradas y la coronilla. Me explicó lo de la zona donante y la zona receptora. Contestó sin dudar a todas las preguntas que le iba haciendo. El me preguntó sobre mi historia médica y sobre si tomaba alguna  medicación, anotando todo en el ordenador

 

¿Cómo se desarrolló la entrevista? Cuando entré, estaba el médico, que para empezar me vio las entradas y la coronilla. Me explicó lo de la zona donante y la zona receptora. Contestó sin dudar a todas las preguntas que le iba haciendo. El me preguntó sobre mi historia médica y sobre si tomaba alguna medicación, anotando todo en el ordenador.

 

¿Le enseñaron fotografías de otros pacientes? Me enseñaron muchas fotos de pacientes aunque no se les veía la cara y no te hacías una idea completa de cómo quedaban. A su vez me hicieron fotos de mi  estado en ese momento, me las enseñaron y me enseñaron fotos de pacientes muy parecidos a mí. Yo conocía a mi vecino que se lo había hecho y eso me daba confianza. No me crearon falsas expectativas. Es más, me lo pusieron muy mal y con el tiempo me sorprendió que el resultado fue mucho mejor de lo que me dijeron.

 

¿Le dijeron el precio? Sí, me dieron el precio exacto puesto que el médico me dio un diagnóstico diciendo el número de folículos que creía que debía trasplantar para quedar bien. Me pareció mucho dinero pero después de ver el resultado habría pagado el triple. Cuando te haces la operación te das cuenta de por qué es tan caro. Es un trabajo completamente artesanal, con muchas horas de trabajo y hay muy pocos médicos que lo hagan. Como no tenía tanto dinero ahorrado hablé con mi banco para financiarlo.

Tenía buena relación con la directora y no me pusieron problema. El banco me pidió un presupuesto que me dieron en la clínica. Incluso si no me hubieran dado el dinero habría recurrido a mis hermanos para  que me lo prestaran. Al final pagué una parte con dinero ahorrado y la otra me la dio el banco.

 

¿Cuántas unidades le diagnosticaron? 1500 folículos delante y 900 folículos detrás en la coronilla. En total el diagnóstico del doctor fue de 2400 unidades. El médico me dibujó cómo me iba a quedar con un lápiz en la cabeza para que viera cómo me quedaría la línea frontal. Me dijo que me iba a quedar peor de lo que luego me ha quedado, está estupenda. Me dijo que tenía una zona donante espectacular y eso me animó mucho puesto que a mí no me pasaba como al otro paciente que habían rechazado.

 

¿Dijeron algo sobre preparación previa al trasplante? Me mandaron una analítica general que vio el doctor días antes de la intervención. Me dijeron que no tomara vitaminas antes del trasplante y alguna cosa más pero no era nada especial, creo que no tomar alcohol era una de ellas y que desayunara ligero también. Ahora me acuerdo: no llevar ropa que hubiera que quitar por encima de la cabeza. Además me dieron la posibilidad de rasurarme el pelo o no hacerlo. Opté por rasurarme el pelo, porque llevaba el pelo corto en aquel entonces y dijeron que de esa forma no se notaría el trasplante.

 

¿Cómo se desarrolló la operación? Al principio el quirófano impresiona y te da miedo. El primer pinchazo de anestesia no lo noté siquiera. Fueron muchas horas pero había un ambiente agradable. No se me hizo muy largo e incluso estuve un rato dormido mientras me operaban. Me dieron a elegir si quería ver una película o escuchar música (incluso si quería poner algo mío). Me preguntaron si quería tomar algo o que dijera en cualquier momento si necesitaba ir al baño. No necesité nada y toda la extracción fue del tirón. Cuando acabaron de extraer era la hora de comer y pararon para descansar. Fuimos a una sala al lado del quirófano donde nos sirvieron la comida.

 

¿Sintió dolor? En algún momento sentí un pinchazo un poco más fuerte. Me pusieron algo de anestesia y solucionado. Estuve toda la intervención despierto salvo un rato que me dormí. En general el miedo a no saber qué iba a pasar fue peor que lo que en realidad después pasó. Se te pasa muy rápido y mi  experiencia es que no duele.

 

Al acabar de implantar las unidades foliculares, ¿qué paso? Cuando acabaron me volvieron a enseñar con un espejo cómo había quedado. Después me vestí y me explicaron qué tenía que hacer los siguientes días. Me dijeron las medicinas que tenía que tomar, me regalaron una mochilita con el minoxidil, el suero fisiológico, paños, gasas, e incluso una gorra. Me gustó mucho que me dieran el teléfono del médico por si fuera del horario de la clínica tenía algún problema o me pasaba algo. Me dijeron que convenía ir al día siguiente a que me lavaran el pelo y a enseñarme a hacerlo. Si me picaba tenía que echarme el suero fisiológico y no hacer esfuerzos los primeros días. Para lavarme tenía que usar champú neutro que por cierto todavía uso. La verdad es que nada que fuera complicado.

 

¿Tuvo que ir a quitarse puntos? No me habían puesto puntos ni me habían hecho ninguna herida y por eso no tenían que curarme nada. Sólo tenía los pinchazos en la cabeza de las extracciones y las inserciones. Nada más. Los pinchazos se curaron sólo por el simple paso de los días.

 

¿No volvió más? Me dijeron que tenía que volver al mes para ver cómo iba. Durante ese mes llamé para resolver algunas dudas tontas que me surgían. Por ejemplo, llamé para preguntar la postura para dormir en la cama la primera noche, puesto que me daba miedo estropearme el trasplante. Varios días después también llamé para decir que me picaba y me dijeron que siguiera con el suero fisiológico. A los pocos días se me quitó.

 

¿Qué tal fue la revisión? Al mes volví a hacerme las fotos y todo iba genial. Yo noté los cambios desde el primer día. Tenía pelo en la zona receptora y veía cómo me iba quedando según crecía. Con el tiempo iba aumentando el volumen y al final quedó perfecto. Mi vida cambió en todos los sentidos con el trasplante. Hasta el carácter me cambió. Antes cuando conocía a alguien tenía la impresión de que me miraba las entradas y ya no.

 

¿Y en los siguientes meses? Después del primer mes noté cada vez más pelo, más volumen. Hasta el año después del trasplante noté que mejoraba y tenía más pelo. Creo que ahí fue cuando se puede decir que tenía el 100% de resultado. Ahora me sigo tomando el Finasteride y el Minoxidil para seguir

conservando mi pelo y estoy tan orgulloso de mi pelo que me lo he dejado largo. Este complejo ya me ha desaparecido.

 

¿Recomendaría a otras personas hacerse un trasplante capilar? Sí, con esta técnica. Como te sacan los folículos uno a uno no hay cicatrices y no duele. El resultado salta a la vista que es muy bueno. Antes de la intervención tenía unas entradas hasta la mitad de la cabeza y una coronilla imposible de disimular y yo que siempre he hecho deporte y he cuidado mi imagen, esto es algo que me hacía sufrir y nada que te haga sufrir es una tontería, puesto que te hace sufrir. La gente ha pasado de decirme “te vas a quedar calvo” a decirme: Vaya pelazo tienes! y eso es algo que creí que jamás me pasaría. Yo estoy mucho más que contento y no descarto hacerme algún retoque más para cubrir todavía más las entradas

En los siguiente enlace descubrirás todos los pasos antes de la última intervención de Marcos H T, la operación consto de tres fases y los videos muestran la última intervención por técnica FUE las últimas 2000ufs implantadas. Recomendamos que os perdáis los detalles.

Videos durante la intervención

http://www.youtube.com/watch?v=83JHdxTr7Fs&feature=g-all-fbc&context=G265a959FAAAAAAAAAAA

http://www.youtube.com/watch?v=OJGl40n_kls&feature=g-all-fbc&context=G2139697FAAAAAAAABAA

http://www.youtube.com/watch?v=P9ypn05xaUw&feature=g-all-fbc&context=G27d0c25FAAAAAAAACAA

http://www.youtube.com/watch?v=Q8FWoro9uC8&feature=g-all-fbc&context=G268131fFAAAAAAAADAA

http://www.youtube.com/watch?v=1IUGC-KfatE&feature=g-all-fbc&context=G29c46fdFAAAAAAAAEAA

http://www.youtube.com/watch?v=cnDVQ8tNo-I&feature=g-all-fbc&context=G2558191FAAAAAAAAFAA

Videos antes de la intervención

http://www.youtube.com/watch?v=TDtzG5Tz2cs&feature=g-all-fbc&context=G2a2a302FAAAAAAAAGAA

http://www.youtube.com/watch?v=YSIj4HL0wTA&feature=g-all-fbc&context=G27ce13dFAAAAAAAAHAA

http://www.youtube.com/watch?v=eza4J6s7TGU&feature=g-all-fbc&context=G275830bFAAAAAAAAIAA

http://www.youtube.com/watch?v=C5ucbvK2gJs&feature=g-all-fbc&context=G2364ce0FAAAAAAAAJAA

http://www.youtube.com/watch?v=wbKe5Ow8quU&feature=g-all-fbc&context=G2f82894FAAAAAAAAKAA

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *