Clínicas Ceta cumple 10 años

Clínicas Ceta cumple 10 años

Clínicas CETA, 10 años con la calidad como lema.

 

En Septiembre de 2011 Clínicas CETA cumplió 10 años, en los que progresivamente se han ido incorporando especialidades médicas a su catálogo de servicios. En estos 10 años la confianza de nuestros pacientes se ha ido incrementando de forma tal que el 95% de todos los pacientes nuevos acuden a nuestras instalaciones recomendados por familiares y amigos.

 

En estos 10 años hemos conseguido hitos que ni siquiera imaginábamos cuando comenzamos, como convertirnos en una de las clínicas de trasplante capilar más importantes de toda Europa. Cada vez son más los pacientes de Alemania, Francia, Rusia, Inglaterra o Italia, que no escatiman esfuerzos en venir a conocernos, realizándose en un altísimo porcentaje de los casos la intervención que desean.

 

La técnica FUE de trasplante capilar se ha consolidado en este tiempo como la que mejores resultados proporciona y mayores beneficios y comodidades obtiene el paciente. Se ha consolidado como la técnica más adecuada y moderna, por ser el malestar de la intervención prácticamente inexistente para el paciente (no se produce ningún tipo de cicatriz en la zona donante).  Son muchos los médicos de toda España que confían en nosotros y nos recomiendan a sus pacientes, cuando ven que la única solución pasa por el trasplante capilar.

 

Tampoco podemos olvidar la evolución de la depilación láser a lo largo de todo este tiempo. Desde hace cinco años, la proliferación de láseres, supuestamente llamados de última generación, que eliminan el vello, las arrugas, las manchas o las varices,  no ha hecho sino aumentar. No son pocas las marcas que promueven “mini-centros” de 30 metros cuadrados en los que tienen una o dos cabinas y en las que trabajan dos personas (CETA Leganés, en comparación, tiene 800 metros cuadrados y 30 empleados). Mini-centros, peluquerías o incluso gimnasios lanzan ofertas, llamativas y coloristas, que esconden detrás un modo de trabajar que podríamos calificar como “poco ético”.

 

No contemplan el hecho de que no existen láseres que valgan para todo (estos centros suelen tener una sola máquina). Con el fin de ahorrar riesgos hacen algo tan sencillo como disminuir la potencia de las sesiones que dan a los pacientes, siendo necesario un número elevadísimo de sesiones para que el tratamiento sea efectivo (al final lo barato sale caro). Así, evitan el riesgo de que una auxiliar de enfermería produzca graves quemaduras o percances, y no es fácil que un médico pueda atender a 10 o 15 de estos “mini-centros” estando presente en el tratamiento de cada paciente (en el caso de que tengan médico, cosa que a día de hoy ocurre en muy pocos de ellos).

 

Clínicas CETA lleva compitiendo estos 10 años con todos ellos intentando que la calidad sea el lema a seguir en todos los tratamientos láser a los que nos comprometemos. Este año, para hacer mucho más asequible los tratamientos de depilación láser se ha facilitado el adquirir sesiones sueltas o bonos de 5 sesiones en los que se añade una sesión de regalo. De esta forma los precios no es que sean bajos es que son los más competitivos de todo el sur de la Comunidad de Madrid.

 

Clínicas CETA añade a la diversidad de maquinaria, los médicos y personal altamente cualificado y la experiencia y comprobación de resultados por parte de miles de pacientes satisfechos (hace escasas fechas hemos alcanzado la asombrosa cifra de 5000 piernas depiladas) unos precios muy rebajados. En estos momentos y a modo de ejemplo, un bono de 5 sesiones de depilación láser de axilas más una de regalo está en 300 euros, e incluso hay depilaciones láser en determinadas zonas a 30 euros la sesión.

 

Para cada patología hace falta una longitud de onda. Y no sólo eso, dentro de las diferentes longitudes o parámetros unas máquinas son más aconsejables para depilar, otras para manchas, otras absorben mejor la melanina, otras eliminan mejor las varices, otras captan mejor la hemoglobina, etc. Los riesgos de aplicar un láser inadecuado para la patología o tipo de piel son muy altos, puesto que la probabilidad de que se produzcan cicatrices, pigmentaciones o quemaduras graves es inversamente proporcional a la preparación médica, variedad de láseres a disposición del personal médico y experiencia. De ahí, que conocer todos los tipos de máquinas, sus parámetros y las potencias a aplicar para ser efectivos sólo lo puede realizar personal altamente cualificado, preferiblemente médicos, y con una gran experiencia detrás.

 

A falta de una legislación europea, estatal, autonómica o local que controle el uso del láser en estética, la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) ha lanzado un decálogo orientativo que contempla necesariamente que para que un tratamiento sea   efectivo, el láser a aplicar debe ser de alta potencia y ello conlleva a su vez la necesidad de un médico preparado para ello.

 

A su vez el que un médico trabaje en el centro significa que dicho local debe estar dado de alta en la Comunidad de Madrid como Consultorio Médico de Especialidades, con lo que deberá tener un número de Autorización (que debe publicarse en toda la publicidad que realice dicho centro) y debe seguir las decenas de especificaciones técnicas que un centro médico debe contemplar (en cuanto a instalaciones, seguros -responsabilidad civil, profesional, general, etc-, inspecciones periódicas, equipamiento, medidas de seguridad, normativa, titulación, maquinaria, protección de datos, vigilancia de la salud, colegiaciones, etc). Todas estas especificaciones hacen que un tratamiento estético sea seguro y se cubran todos los posibles riesgos para la salud del paciente.

 

Las decenas de tratamientos que se ofertan en Clínicas CETA, odontológicos, podológicos, estéticos, medico estéticos, de cirugía plástica, de nutrición, fisioterapéuticos, vienen avalados por miles y miles de pacientes que han depositado su salud en nuestras manos y han visto corroborada su decisión.

 

Hoy, podemos presumir de ser un centro médico sin reclamaciones y con una clientela fidelizada que nos recomienda a sus familiares y amigos y que prueba los nuevos tratamientos que vamos incorporando, en la confianza de que no les vamos a defraudar.

 

DEPILACIÓN LÁSER: decálogo de seguridad

1)       Realizar un historial clínico del paciente para prever posibles reacciones adversas

2)       Analizar el tipo de pelo y piel del paciente

3)       Informar sobre la técnica que el profesional va a utilizar

4)       El paciente debe firmar un documento de consentimiento informado y autorizar la depilación.

5)       Dar a conocer los fármacos que está tomando en ese momento, ya que algunos pueden provocar el crecimiento del pelo, fotosensibilidad o reacciones fotoalérgicas.

6)       Abstenerse de tomar el sol un mes antes, porque el láser en piel bronceadas necesita de más potencia y puede producir quemaduras

7)       Evitar los pacientes con ácido 13-cisretinoico, fotosensibles, fiebre o infección agudas

8)       Tomar precauciones en pacientes con herpes, aquellos de raza negra y mujeres embarazadas

9)       Los efectos secundarios suelen ser transitorios (enrojecimiento de la piel y pequeñas inflamaciones).

10)   Si se aplica accidentalmente en los ojos puede ocasionar conjuntivitis, opacidad córnea y quemaduras.

 

 

Esteban Gándara

Adjunto a Dirección

Grupo Medicentro

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *