Testimonios Injerto de Pelo: la historia real de Nano López

Os presentamos nuevo proyecto de Clínicas Ceta. Somos muy conscientes de que la información real es esencial a la hora de tomar decisiones médicas que, además en este caso, afectan también a la estética personal. Cada vez tenemos más pacientes interesados en conocer y realizarse un injerto de pelo utilizando la técnica FUE-CETA. Y cuando llegan a nosotros, nos damos cuenta de que somos expertos en responder a sus dudas y cuestiones médicas, explicando el proceso, la preparación, el postoperatorio, etc. Pero también sabemos que necesitáis algo más: un testimonio real que ya haya andado el camino y que os muestre su situación actual. Que os hable de sus emociones desde la experiencia. Nano López ha rejuvenecido por dentro y por fuera. Todos interactuamos con nosotros mismos de manera circular: cuando nos encontramos bien por dentro, lo reflejamos exteriormente y viceversa. Nano trabaja en el mundo de la decoración y la moda, un universo donde tu propia imagen forma parte de tu firma personal. A los cuarenta años comenzó a plantearse cambios vitales que repercutiesen en su aspecto físico, comenzando una búsqueda sobre injertos de pelo de la mano de una amiga y su pareja. Sin prisa pero sin pausa, Nano comparó informaciones, llamó, preguntó, volvió a llamar y, con todas las cartas sobre la mesa, tomó una decisión: eligió la técnica FUE-CETA. La confianza en el equipo médico de Clínicas Ceta y las características del tratamiento -sin cicatrices visibles, postoperatorio indoloro- inclinaron la balanza. Los resultados son espectaculares y él no tiene ninguna duda en que tomó la decisión correcta. ¡Nos cuenta incluso que se lo pasaba bien en el quirófano! En estas fotos...