“Doctora, se me cae el pelo” es una de las frases que más escucha la doctora Cristina de Hoyos en su consulta. La preocupación estética y de salud por parte de los pacientes puede mitigarse a la hora de entender los procesos capilares y buscar el origen de la caída. Es importante determinar el porqué, ya que puede haber una causa de estrés o falta de vitaminas, etapas tras las que el volumen capilar vuelve a ser normal.

La cantidad diaria de pelos que se pierden ronda los 100. La longitud y el grosor del mismo puede dar apariencia de que es una cantidad grande, pero no hay que asustarse y si se tienen dudas lo mejor es acudir a un profesional para descartar enfermedades en el cuello cabelludo.

Reforzar con vitaminas, lavar el cabello diariamente o sanearlo con un corte, pueden ser algunos trucos para sobrellevar esas épocas de mayor pérdida capilar.

Puedes leer el artículo completo en este link.