El injerto de pelo, no sólo en la cabeza. Otras aplicaciones efectivas del trasplante capilar.

El injerto de pelo, no sólo en la cabeza. Otras aplicaciones efectivas del trasplante capilar.

El trasplante capilar es un procedimiento cada vez más reconocido en la sociedad. Cada día son más los hombres y las mujeres que deciden recuperar el pelo perdido sometiéndose a esta intervención. Se empieza a hablar de los tipos de técnicas que existen y del resultado final, pero lo que poca gente sabe es que el trasplante capilar tiene otras aplicaciones, estéticas y reparadoras, más allá de recuperar el pelo perdido por la alopecia androgenética (también conocida como calvicie común). Hay pacientes que acuden a realizarse un trasplante sobre una cicatriz en el cuero cabelludo, una cicatriz secundaria a una quemadura en la infancia, a la extirpación de una lesión (un nevus o un angioma) o incluso a una intervención previa ya sea por un problema intracraneal o bien por un trasplante capilar por técnica de la tira. También hay pacientes que presentan cicatrices en el rostro o en el cuello y por ello han perdido parte de la barba, y deciden realizarse un trasplante en la zona para recuperar el pelo. En estos casos hablaríamos de un trasplante capilar reparador. De un tiempo a esta parte se ha puesto de moda dejarse barba e incluso que ésta sea muy poblada. Por ello cada vez hay más pacientes que acuden porque quiere poblar aún más su barba dado ya que no poseen densidad suficiente. Obteniendo pelo del cuero cabelludo, podremos aumentar el número de folículos de la barba o del bigote dándole el diseño y la densidad deseada por el paciente. Otra intervención bastante frecuente es el trasplante capilar de cejas. Tanto hombres como mujeres desean repoblar sus cejas,...